Saltar al contenido
Oniriums

¿Cómo condicionan tu vida las creencias limitantes?

Creencias limitantes

¿Piensas que no se te da bien algo? ¿Que eso no es para ti? Probablemente, nunca te has parado a reflexionar de dónde proviene esas clases de idea y las consecuencias que están trayendo a tu día a día. Todo pensamiento, surge tras una creencia, y no es más que una mera percepción que tienes de ti mismo y el mundo, pero ¿es real? De esto mismo vamos a hablar hoy, para tomar conciencia de qué son las creencias limitantes y cómo condicionan o sabotean tu mente, obstaculizando inconscientemente a que desarrolles todo tu potencial y consigas el éxito en tu vida. 

Para ello, conoce primero qué es una creencia y qué relación tiene con todo lo que haces, dices y piensas, ¡veámoslo! 

Definición de creencia ¿Qué son?

Las creencias, son pensamientos e ideas sobre cómo es el mundo en el que vivimos, qué se hace, cómo funciona y de qué manera debemos actuar ante las distintas situaciones de vida que se nos presentan. Estos esquemas mentales o cognitivos, los hemos ido forjando en nuestra psique desde que nacimos hasta el día de hoy. De tanto haberlos escuchado, entre otros motivos, se han instalado en nuestras mentes a través de las neuronas espejos, ya que esta es la modalidad de aprendizaje del Ser Humano, tendemos a imitar todo lo que hacen o dicen nuestros padres (amigos, sociedad…), es decir, somos una esponja que absorbe todo lo que ellos son, incluso, lo que no son. 

Por lo tanto, tu sistema de creencia, se formó mediante el entorno familiar y social en el que naciste y te criaste. Y aunque crees que todo lo que sabes, o crees que sabes, es cierto, en realidad son verdades subjetivas, lo cual no quiere decir que no tengas razón o que no sea verdad, sino que es TU verdad. Asimismo, es importante destacar, que todas las creencias condicionan tu manera de interpretar, percibir y entender la vida.  

No es lo que está sucediendo, es lo que estás interpretando. Las creencias son más poderosas que la realidad. -Alex Dey-.

¿Qué son las creencias limitantes?

Una creencia limitante es un pensamiento, idea, mapa mental y una falsa percepción de la realidad, que te frena e imposibilita a que logres tus objetivos, potenciar tu desarrollo personal, y que llegues a ser, quien podrías llegar a ser. 

pensamientos que te limitan a lograr lo que deseas

Estas creencias son 100% ciertas para ti, y aunque no sean reales u objetivas, te impiden actuar como probablemente quisieras. Las creencias que te limitan, surgen desde que eres un niño, tal y como hemos explicado, cuando recibes información de otras personas día tras día. Una vez comienza a fijrse esta idea en tu inconsciente,  vives experiencias presentes donde se repite dicho concepto hasta que se consolida en tu cerebro, de modo que se convierte en una verdad absoluta para ti.

¿Conoces a alguien que suela decir «todas las mujeres/hombres son iguales»? Seguramente, esta persona siempre atrerá a hombres/mujeres con el mismo tipo de perfil al que considera «iguales», y por supuesto, luego dirá «¿ves como todos son iguales?», simplemente está reforzando una creencia adquirida.

Todas las afirmaciones negativas que te dices mediante tus pensamientos perseverantes, te dificultan alcanzar todo tu potencial. Normalmente, son subconscientes y ni siquiera te das cuenta de ello.  Cabe destacar, que las creencias limitantes no tienen porqué hacer referencia solamente a ti mismo, es decir, puedes tener pensamientos limitantes sobre el mundo y tus relaciones con las demás personas. 

Tipos de creencias limitantes con ejemplos

Para dejar bien claro qué es una creencia limitante, hemos diferenciado 3 tipos de creencias limitantes, personales, sociales y culturales, y una lista de ejemplos más cotidianos y frecuentes que experimentan la mayoría de las personas, y que quizás, te pueda estar pasando a ti:

Creencias limitantes personales

  • «No sé hablar ni expresarme correctamente, además, soy muy tímido ¡jamás hablaré en publico!». Si es tu caso, seguramente, a lo largo de tu infancia, o en un punto determinado, viviste experiencias en las que, por ejemplo, te interrumpían cuando ibas a contar algo, no daban importancia a tus asuntos, se reían de lo que decías… Quizás en ese momento, no era muy relevante lo que querías decir, pero tú sentías que sí y se te despreció, y las emociones, juegan un papel principal. Ahora, puede que tus palabras tengan mucho valor que aportar, pero sigues sintiendo de igual forma que cuando eras pequeño. Estás repitiendo un mismo patrón.

miedo a hablar en publico

  • «No soy lo suficientemente inteligente, no valgo para hacer esto». Puede que en la actualidad seas inseguro y que no creas en ti mismo. ¿Alguien te llamaba tonto constantemente en tu infancia? ¿A tus padres no les parecía suficiente tus notas escolares? Estas podrían ser algunas de las causas. Prueba, de cambiar esa creencia limitante «soy un ser grandioso, único y capaz de todo lo que se propone».  
  • «Soy feliz cuando tengo pareja». Proviene de la típica creencia limitante que la soledad es mala, no tiene porqué ser así, además, tampoco tienes porqué necesitar a otras personas para divertirte y pasarlo bien. Es posible hacer cualquier cosa disfrutando sólo de tu propia compañía. Otra causa habitual, es creer que hay que formar una familia, y volvamos a lo mismo, no hay nada que te obligue a ello si no quieres. 
  • «Desmerezco ser amado, el respeto de los demás, ser rico….» Te infravaloras porque experimientaste situaciones en las cuales fuiste rechazado o no te dieron el valor que merecías, y por eso, ahora tú crees que no eres merecedor de nada.  

Ejemplos de creencia limitante social y cultural

  • «Los vendedores sólo quieren beneficiarse de mi dinero». ¿Y es que tú no sacarás también provecho del producto que acabas de comprar? ¡Por supuesto! El beneficio es mutuo. Estas creencias, nacen de personas que únicamente piensan en su propio beneficio, e inconscientemente, interpretan que otras personas también son iguales en ese aspecto.  
  • «Los políticos son todos unos ladrones». Uff…generalizar esto, es mucho generalizar. Habrá algunos políticos más interesados o corruptos que otros, así como habrá policías que también, pero NO todos iguales. Quizás hayas crecido en un ambiente donde se hablaba mal del Gobierno, o tu familia vivió una situación personal desfavorecida.
  • «El estado me impide ser rico y lograr mis objetivos». Puede que sea cierto que el estado dificulte y ponga muchas trabas para que logres tu éxito, pero ¿qué opinas si te digo que eres tú el único que impide que seas rico y logres tus objetivos? 

Creencia limitante de que la riqueza bo trae la felicidad

  • El dinero no trae la felicidad. ¿Y la pobreza sí? Este pensamiento, o consuelo, podríamos decir, se forja cuando alguien vive en un entorno con pocos recursos económicos, y por tanto, elimina «tener dinero» o «bienes materiales» de su lista de posibilidades.
  • Confiar en la gente es un error. Será porque ni siquiera confías en ti mismo, aprende a hacerlo e irás cambiando esa percepción. 
  • Esto es un trabajo para hombres. Ni hay nada que sea para hombres, ni nada que sea para mujeres. Eso dependerá de la elección personal de cada uno, desde luego, todos somos capaces de hacer lo que nos propongamos. Si condicionas un empleo por tu sexo, seguramente te estarás privando de desarrollar una profesión que, a lo mejor, se te da estupendamente bien y podrías llegar muy lejos.
  • El amor no existe. Esta creencia es bastante compleja, puesto que el concepto amor está bastante distorsionado, y esto conlleva a muchos errores a la hora de interpretarlo. Principalmente, porque el amor no es un sentimiento y es más que una emoción, es un estado del Ser.

¿Las creencias limitantes afectan negativamente tu éxito?

Las creencias limitantes te condicionan a tomar decisiones erróneas, o a desaprovechar grandes oportunidades que te brinda el universo a cada instante. Ellas te bloquean y te paralizan, pero ¿por qué?

El cerebro del ser humano, está programado para buscar la comodidad, estabilidad y seguridad  en lo que haces:  tus relaciones, trabajo, economía… ya que es una manera de mantener, o ahorrar energía, y evitar el «dolor» que implica realizar algo nuevo. Por lo tanto, prefiere mantenerse en su zona de confort antes que ponerse en «riesgo» o gastar toda su reserva de energía en algo desconocido. 

pensamientos autolimitantes

De modo que sí, las creencias limitantes influyen negativamente a que logres todos tus deseos y objetivos. Imagina que todos los días te dicen que para tener éxito, requiere mucho esfuerzo y sacrificio, ¿qué pereza verdad? Tu cerebro se rendirá incluso antes de empezar a perseguirlo haciéndote pensar en un montón de excusas para que tires la toalla, y si lo intenta, no va a dar lo máximo de sí mismo, porque dirá ¡cuidado, dolor!

¿Cuál es origen de las creencias limitantes?

Las creencias limitantes surgen a partir de diferentes tipos de factores como, una mala experiencia que hayas tenido en el pasado, la opinión de un familiar, un amigo, y muchos más. A continuación, encontrarás por categorías todo aquello que puede crear una creencia limitante:

Valores y creencias del entorno familiar 

Tus padres, y otros miembros de la familia, te han inculcado un montón de creencias y principios, desde mucho antes de que pudieras ser consciente de ello. Fuiste creando y forjando tus creencias , basándote primero en lo que aprendiste de todos ellos, tanto si lo hicieron intencionadamente como si no, ya que una creencia no se crea sólo a partir de un comentario o afirmación, sino de lo que tú percibiste de ello.

Toda la información e idea que recibes en tu infancia de tu entorno familiar, es muy poderosa porque provienen de una fuente de gran autoridad y confianza para ti, y esto hace que lo creas casi sin cuestionarlo. Y así, vas creando tus propias creencias, entre ellas, las limitantes.

Entorno familiar influye en las creencias de un individuo

Experiencias que te marcan la vida 

En este caso, aparece un pensamiento limitante cuando vivimos cierta experiencia o hacemos algo que no nos sale tan bien, como por ejemplo; que emprendas un negocio y con el paso del tiempo se va a la quiebra, pues, para ti se convierte en algo imposible.

Esta creencia limitante queda instalada en tu subconsciente, de tal modo que al experimentar una situación parecida, huirás de ella o te quedarás bloqueado y sin cuestionar tus nuevas posibilidades actuales, simplemente aceptaras como verdad absoluta que es imposible y que volverás a fracasar.

Otro ejemplo que podemos poner para que te quede más claro es;  cuando empiezas una relación en la que estas super enamorado y acabas con el corazón roto y decepcionado, puedes llegar creer fielmente que no existe el amor verdadero y que no hay que confiar en nadie. 

Educación

Cuando aprendes, se crean nuevas creencias en tu cerebro, dándole un mayor impacto si esa información viene de personas con autoridad, respeto o es admirada por ti, como por ejemplo, un profesor, familiar, un mentor, un escritor… Aceptarás todo lo que te dicen sin cuestionar nada.

Cómo identificar las creencias limitantes

identifica las creencias que no te dejan crecer

Cuando existe una alteración o una perturbación, significa que hay una creencia limitante, por lo que, sobre todo al principio, para poder identificarla es importante que organices y dirijas tu vida de forma consciente, cuestionando dichos pensamientos limitantes. 

Debes aprovechar las situaciones de perturbación que te brinda la vida, para  preguntarte ¿Por qué te altera tanto esta situación?¿Es normal que sientas tanto temor, rabia, nervios, que quieras huir…? al desenmascarala de manera consciente, te iras dando cuenta que no es una verdad absoluta.

Iras cambiando poco a poco tu mentalidad y tu forma de actuar ante situaciones similares. 

Veamos un ejercicio que puedes practicar y llevar a cabo para identificar tus ideas limitantes

  1. En primer lugar, observa tu forma de actuar ante cualquier tipo de situación que te altere, ¿Qué sientes?¿que piensas de ti mismo?¿Como hablas de ti mismo?…
  2. Anota en una libretilla todas esas creencias
  3. Desafíate, haz cosas que te dan miedo, o que jamás lo harías y luego obsérvate, con esto conseguirás que salga a la luz todas esas creencias limitantes ocultas en tu interior.

¿Cómo superar las creencias limitantes? 

Una vez identificado las creencias limitantes, surge la pregunta ¿Cómo puedo vencerlas? Es importante destacar que el mero hecho de reconocerlas, ya es un gran merito y un gran paso hacia tu crecimiento personal. 

Para lograr superar las creencias que te impide conseguir lo que deseas, debes:

Superar los pensamientos que te impiden lograr tu pasion

  1. Responsabilizarte. Sal de tu zona de confort, cree en ti mismo y metete en tu mente que todo depende di mismo. Tu creas y eres el dueño de tu propio destino. Tienes el poder de escribir tu propia historia. 
  2. Trabaja tu creatividad. Hay infinidades de creencias como las del punto 1 que te ayudan a crecer y evolucionar como persona. 
  3. Elimina de tu mente las dudas e incertidumbres. El hombre siempre está buscando la seguridad y estabilidad en las cosas,  por eso nace la creencias limitantes que no le deja irse de ese trabajo que tanto le aborrece, dejar a esa pareja tóxica
  4. Celebra, por lo pequeña que sea tu evolución, siéntete agradecido.
  5. Cuida tu autoconversación. Es probable que tengas miles y miles de pensamientos a lo largo del día y muchos de ellos, se producen de forma automática, sin que te des cuenta de todo lo que te dices, por lo que es importante que lo observes con detenimiento. 
  6. Cuida tu entorno. Si quieres sustituir una creencia limitante por una que te ayuda a ser quien estas destinado a ser, no te juntes con personas con dicho pensamiento limitante. 
  7. Medita. La meditación es una fabulosa técnica que te permitirá escuchar tus pensamientos, tu voz interna. 

medita

Consejo Final

Como has visto a lo largo del texto, existe muchas creencias, positivas, neutras y negativas. Nos hemos centrado en este post, en las creencias autolimitantes, que te hace interpretar en todo momento una falsa realidad que crees que es la verdad absoluta.

 Lo ideal no es eliminarla sino que superarlas, aprender de ellas y reemplazarlas por las creencias  potenciadoras que te ayuden a ser una mejor persona. Todas los pensamientos negativos que no te dejan lograr tu propósito de vida, son creencias limitantes. 

Tus creencias actuales no tiene porque hacer parte de ti a lo largo de toda tu vida, desafíate a ti mismo y date la oportunidad de transformarte en ese ser extraordinario que tanto deseas.