Saltar al contenido
Oniriums

Leyes universales: utilízalas y logra todos tus sueños

Leyes universales

Las leyes universales son esenciales para el funcionamiento de nuestro universo, por lo que nos afecta directamente. Si quieres aprender cuáles son esas leyes y cómo usarlas a tu favor, para tu desarrollo, crecimiento y éxito personal, quédate con nosotros hasta el final.

Actualmente, tenemos la creencia de que para tener éxito en la vida debemos esforzarnos y sacrificarnos demasiado. Muchos pasan toda su vida preguntándose a sí mismos si para lograrlo existe algún secreto. Pero déjame decirte que, para alcanzar la gloria o el triunfo, no hay ningún secreto.

Simplemente, debes tomar conciencia de que existen leyes universales, aprendértelas y ponerlas en práctica hará que tu viaje hacia el éxito sea fácil y seguro al 100%. Con ellas podrás conseguir cualquier deseo que tengas.

¿Qué leyes universales existen? 

El poder de la mente del ser humano es ilimitado, de hecho, nosotros creamos nuestra propia realidad en función de cómo y en qué enfocamos nuestra mente (Ley universal), es decir, en lo que más te concentres es lo que obtendrás en tu vida.  Cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día de nuestra vida está gobernada por estas leyes, entonces ¿por qué no aprovecharlas y mejorar nuestras vidas?

1- Ley de la potencialidad pura

Esta ley universal consiste en experimentar todo como un auténtico regalo del universo, es decir, ser capaces de sentir el milagro en el amanecer, en la sonrisa de tu esposa o esposo, en el alimento que te llevas a la boca, en el canto de un pájaro…

También en aquellas situaciones que te molestan o consideras «negativas», puesto que llevan consigo una lección y te brindan la oportunidad de poner conciencia y conocerte mejor.

Si aprendemos a vivir cada momento como un milagro o un regalo del universo conoceremos el verdadero éxito.

Leyes universales

2-Ley del dar y recibir

Cuando damos amor recibimos amor, cuando damos una sonrisa a alguien recibimos otra sonrisa, cuando damos maldad recibimos maldad, se trata de otra ley universal que ocurre en cada momento de nuestras vidas. Hay un flujo de intercambio constante en nuestro cuerpo, en nuestra mente y en el universo.

Ahora, imagínate un río. Está constantemente fluyendo en continuo movimiento y si se estancara ¿qué ocurriría? Pues que el agua se pudriría. Esto sucede con nuestro cuerpo, mente, emociones, economía…

Cuanto más des más recibirás, pero es importante que la intención no sea por mera conveniencia porque entonces lo que estarías dando es «hipocresía» ¿qué crees que vas a recibir entonces? Debe salir realmente de tu corazón.

Ya sabes, si no estás feliz con lo que recibes pon atención a lo que estás dando.

3- Causa y efecto

Cualquier movimiento o acción que realicemos provocará una reacción, ya sea buena o mala, y que volverá hacia nosotros en forma de energía.

Todo lo que estamos viviendo hoy son decisiones que tomamos en el pasado, ya sea de forma consciente o inconsciente.

4- Ley del mínimo esfuerzo

El éxito, como todo en esta vida, tiene un precio. Para poder gozar de él es necesario invertir tiempo, esfuerzo o dinero.

Debemos enfocarnos en nuestro deseo más profundo y ser capaces de responder a las siguientes preguntas: ¿qué harías si tuvieras todo el dinero del mundo? ¿En que invertirías tu tiempo?

Debemos superar los miedos internos que nos impiden caminar hacia el éxito que anhelamos.

Ley del mínimo esfuerzo

5- Ley de la intención

Si deseamos abundancia, la mejor manera de conseguirla es ser agradecidos de todo lo bueno que ya poseemos. Para obtener cualquier cosa que deseemos, sólo tenemos que enfocarnos y llegará cuando menos lo esperemos. Por el contrario, todo aquello que queramos desechar de nuestra realidad, debemos dejar de prestarle atención y desaparecerá.

La intención es muy poderosa y si somos capaces de desear algo sin apegarnos al resultado, disfrutando al máximo del presente y trabajar en él con el objetivo de crear un futuro próspero, lo más probable es que dicho futuro llegue.

6- Ley del desapego

Para obtener cualquier tipo de riqueza debemos ser capaces de desapegarnos de ella. Es decir, debemos desinteresarnos del resultado, pero ¡ojo! esto no quiere decir que renunciemos a la intención de alcanzar nuestro objetivo. 

El desapego se basa en confiar totalmente en el poder que poseemos cada uno de nosotros, porque la fuente de la riqueza y de todos los tesoros está en nuestro ser y en nuestra mentalidad.

7- Ley del propósito

Todos estamos aquí para cumplir un propósito de vida, cada persona tiene un talento único que sólamente uno mismo podrá descubrir cuál es.

Si no sabemos cuál es nuestra meta o cómo alcanzarla, no debemos preocuparnos, sencillamente fijamos una, ya que cuando existe un deseo encontramos el camino para adquirirlo.

Ley del propósito

Desde oniriums nos complace saber que ahora conoces las 7 leyes universales y esperamos que las apliques conscientemente en tu vida y vivas una agradable transformación en ella, logrando así grandes éxitos y una verdadera armonía.