Mentalidad Ganadora

Mentalidad Ganadora: haz que tu mente trabaje para ti

Una mentalidad ganadora asume que todo éxito tiene detrás: perseverancia, esfuerzo, pasión, entusiasmo, optimismo, fortaleza interna, incluso, comprensión al fracaso. Porque sabe que detrás de cada fracaso hay una gran enseñanza.

Algunas personas tienen la creencia de que el éxito sólo lo puede alcanzar aquellos que han tenido la suerte de ser «tocados por la mano de Dios». Pero no es cierto, los verdaderos triunfadores son aquellos que invierten en conocimientos para mejorar día a día eliminando todo tipo de excusas de perdedores, y así, adquirir una mentalidad ganadora capaz de focalizarse al máximo en lograr su triunfo.

Las personas con una mentalidad ganadora son aquellas que no temen al riesgo, son visionarias y dan lo mejor de sí para lograr sus sueños y metas, conquistan sus objetivos marcados, y tienen la capacidad innata o aprendida de aceptar los fracasos como parte del proceso, y que gracias a ellos, su fortaleza crece.

No saben lo que es tirar la tolla, son perseverantes y persistentes, no se dejan llevar por las miles de excusas que muchas veces nos inventamos para no salir de nuestra zona de confort, hacen que su mente trabaje a su favor, no en su contra.

Actuamos según nuestras creencias adquiridas a lo largo de nuestras vidas, estas creencias son las que determinan la experiencia que vivimos, por ejemplo: si creo (pienso) que todos los hombres son infieles, sólo conoceré a hombres infieles, sean mi pareja o no.

Pero una mente exitosa que está enfocada, crea estrategias idóneas que nacen del alma, sin dejarse llevar por lo que hacen los demás y sin importarle qué dirán.

La mentalidad ganadora se logra con empeño, esfuerzo y dedicación. Las personas que alcanzan el éxito, lejos de poseer un talento innato, han aprendido a desarrollar competencias y habilidades. Cada triunfo es el resultado de una gran inversión en conocimiento e indagación interna, y para ello se necesita compromiso y voluntad.

Mentalidad Ganadora

¿Qué es ganar en la vida?

 Es una pregunta que todos deberíamos hacernos, ya que ganar no significa derrotar o ser mejor que otros, es ser capaces de conseguir la mejor versión de nosotros mismos. Un triunfador es quien da lo mejor de sí a diario y logra las metas que se propone.

Para un ganador es fundamental la repetición. Para ganar en la vida se requiere una rutina de trabajo continuo, es la manera de alcanzar el éxito en cualquier disciplina. Por lo tanto, debemos mantenernos siempre motivados y con mucha energía para ser constantes.

Habrá días que no tengamos ganas de seguir con la misma rutina de siempre, o que no veamos los resultados deseados, pero no debemos rendirnos antes de tiempo ya que todos los que han triunfado, ya sea en el deporte, en el trabajo, en el amor… son personas que tienen un hábito de trabajo y son persistentes.

Creando una mentalidad ganadora

Para construir una mentalidad productiva vamos integrar nuevos hábitos. Éstas son las claves:

1. Objetivo bien definido

En primer lugar, es fundamental conocer cuál es nuestro propósito de vida. Para ello, podemos emplear tiempo en trazar el propósito, y a ajustar cualquier cosa que nos saque del camino. Analicemos con frecuencia nuestro desempeño, es de suma importancia no perder el tiempo comparándonos con otros. De modo que, esto nos ayudará conocer nuestras prioridades y saber mejor hacia dónde queremos llevar nuestras estrategias cortoplacista y largoplacista.

2. Superación a diario

La mentalidad ganadora no busca vencer siempre ni tampoco lograr sus objetivos ridiculizando a los demás.

La persona con la mentalidad adecuada se enfoca en ella, en encontrar su excelencia para así dar constantemente lo mejor de sí misma en todo lo que haga. Busca en su alma para qué esta destinada y trabaja inteligentemente en ser hoy mejor que ayer.

Encontrar nuestro talento o para qué hemos venido al mundo,  es un deber

3. Elimina todas las excusas

Para construir una mentalidad ganadora es importante observar nuestros pensamientos y detectar las excusas que nos limitan y no nos dejan avanzar. No debemos ser tan duros con nosotros mismo, al principio tendremos que hacerlo observándonos de forma consciente y estando atentos.

Por lo tanto, nuestro nivel de energía debe ser elevado en todo momento, así podremos poner conciencia con respecto a cómo nos encontramos en todo el tiempo. Es obvio que también tenemos que tener tiempo de desconexión tal como realizar deporte, pasar tiempo en la naturaleza, meditar y leer…

4. Seguridad en uno mismo

Las personas de mente ganadora son seguras de sí mismas y de su potencial. Son conscientes de que fracasar forma parte del juego, por lo tanto, están preparadas para lo que pueda venir.

No esperan la aprobación de los demás para ir a por sus metas, porque tienen fe en sus propios criterios.

5. Sal de la zona de confort

Este punto es bastante complicado para la mayoría de las personas, porque tienen miedo a arriesgarse y a poner en peligro su estabilidad.

Nos aferramos a lo que conocemos y tenemos mucho miedo al cambio, pero debemos recordar que detrás de todos nuestros miedos se encuentra nuestro triunfo.

Sal de la zona de confort

6. Disciplina

Comprometámonos con nuestras metas, nuestro propósito no es negociable, recordemos que no somos inmortales, así que vivamos la vida que realmente deseemos. Seamos decididos y actuemos siempre en dirección a nuestros objetivos.

Debemos enfocarnos y priorizar nuestro éxito, debemos actuar como los deportistas de élite que participan en los juegos olímpicos, ellos pasan 4 años de su vida entrenando a diario horas y horas para obtener un momento de gloria.

Conclusión

Para mantener una mentalidad ganadora es importante cambiar la forma de pensar y hacer que nuestra mente trabaje para nosotros, no en contra. De este modo, seremos capaces de superar las excusas que nos estancan en nuestra zona de confort y que nos limitan impidiendo que logremos nuestros objetivos