Miedo al cambio

Miedo al cambio: Claves para superarlo con éxito

El miedo que tenemos al cambio es tan grande que ni siquiera nos paramos a cuestionar las creencias que nos han inculcado, de modo que nos aferramos a una identidad, la cual nos cuesta muchísimos desapegarnos y que no es realmente nuestra.

Jesús Cristo dijo a sus discípulos: «Si alguno quiere entrar en mi reino, niéguese a sí mismo»

¿Qué quería decir Jesús con esta frase tan escandalizada por mucha gente? Simplemente se refería a que, si deseas un cambio en tu vida, lo único que debes hacer es dejar a un lado todos los pensamientos e ideas que te han llevado hasta la realidad a la que estás viviendo actualmente. Es así de fácil.

Einstein dijo «Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo» Es decir, ¿cómo pretendes que tu vida cambie si siempre haces y piensas lo mismo?

Pongamos un ejemplo: imagínate que deseas ser rico, para ello lo primero que debes hacer es un cambio de mentalidad y tu forma de pensar respecto a tus creencias sobre el dinero obtenidas a lo largo de tu vida, pero si sigues en la misma línea y pensando que el dinero causa todos los males del mundo, o que el dinero no trae la felicidad… Seguirás en la misma situación en la te encuentras ahora mismo.

De hecho Bill Gates, una de las personas más ricas del mundo, dice «Nacer pobre no es culpa tuya, pero morir pobre sí que lo es»

¿Por qué tememos al cambio?

Todos nosotros solemos convivir con algún tipo de temor, pero el miedo a lo nuevo, a menudo se repite y es muy frecuente entre la mayoría de las personas.

Muchas veces somos conscientes de que cierta situación nos está dando resultados que ya no vibran con nosotros o simplemente que ya no tiene ningún valor para nosotros pero seguimos negándonos a cambiar porque tenemos miedo de salir de nuestra zona de confort.

miedo al cambio

Tenemos pavor de lo que puede ocurrir  y nuestros cerebros están diseñados para encontrar la paz en el conocimiento. Cuando no sabemos qué pasará, inventamos escenarios y, a su vez, creamos preocupación.

Tenemos miedo a fracasar en el intento de un cambio de vida. Pero debemos ser conscientes de que tanto la incertidumbre y el fracaso son parte del cambio que nos sirven de enseñanza y aprendizaje, y nos llevarán a donde deseemos llegar. Son necesarios para nuestro proceso de vida.

¿De dónde proviene el miedo al cambio?

El miedo al cambio se produce porque hemos sido programados a lo largo de nuestras vidas, y cuando pretendemos realizar un cambio de hábitos, surge el miedo. 

Las siguientes situaciones son las que influyen en nuestras decisiones y tienen una estrecha relación con el miedo al cambio:

  • Experiencias vividas en la infancia
  • Educación escolar
  • Puntos de vista familiares
  • Nuestro modo personal de interpretar la vida
  • La condiciones que vivimos en la actualidad

Como vemos, recibimos toda la influencia de nuestro entorno.

Un ejemplo clarísimo es cómo el sistema educativo nos ha enseñado. Tenemos un gran temor a fracasar o a pensar por uno mismo porque cuando lo hacíamos en el colegio éramos castigados con notas insuficientes.

Nosotros, los seres humanos, actuamos según nuestras creencias, y al salir de nuestra zona de confort salta una alarma en nuestra mente dando como resultado un miedo que no es real.

Imagínate que tus creencias son que debes estudiar, encontrar un trabajo, casarte y tener hijos, hipotecarte… Pero de repente te dicen que todo eso no tiene porqué ser así, que has sido programado para vivir esa vida.

En un principio no aceptarás la idea de que existe otra alternativa de realidad porque no hace parte de tu mundo, y si decides hacer un cambio, te resistirás porque tu mente creará trabas basándose en tus creencia para que tú sigas «cómodamente» donde estás. Así no «te pones en peligro» «ni gastas energía»

Claves para superar el miedo al cambio con éxito

Hemos de ser conscientes de que en algún momento de nuestra vida todo fue nuevo, por lo tanto, debemos ser positivos, ser valientes y pasar a la acción aunque tengamos miedo. De este modo, trabajaremos y crearemos una mentalidad fuerte capaz de aceptar nuevos retos.

Sí que es verdad que existe personas a las que les resulta más fácil afrontar estos cambios, pero esto no significa que no tengan miedo o sean más capaces que otros, sino, simplemente, que han entrenado su mente y con el paso del tiempo saben controlar estas situaciones que pueden surgir en el proceso, o simplemente, han tenido buenos mentores que los han guiado.

Consejos para que no tengas miedo al cambio

  1. Es de suma importancia aprender a dejar ir y practicar el desapego.
  2. Aceptar que es posible que no tengas el control, pero que puedes superar y manejar cualquier circunstancia o situación que enfrentes.
  3. Como hemos dicho antes, entrenar la mente. Nuestro cerebro necesita ser estimulado y cuanto más sepamos menos miedo tendremos
  4. Divide tus metas en partes pequeñas. Establece una fecha para tu objetivo principal, imagínate que para 1 año, luego divídelo en metas mensuales más pequeñas pero que te lleven a tu objetivo principal. A continuación, en acciones semanales y diarias, así te será más fácil cumplirlas y no sentir frustración por ver tu propósito demasiado lejos.
  5. No dramatices. Somos adictos a dramatizarlo todo poniendo demasiado énfasis a las cosas que en verdad no son tan difíciles.
  6. Establece tu propósito. Si tienes un propósito bien definido te resultará mucho más fácil enfocarte y, de este modo, no tendrás tiempo para distraerte con pensamientos negativos.
  7. Rodéate de personas que te hagan crecer. Es aconsejable que nos rodeemos de gente positiva que nos apoye sin juzgarnos, recuerda «No pretendas volar como un águila si te juntas con pavos»
  8. Desconectar y conectar con nosotros mismos. Otra recomendación, es desconectar un poco de todas las distracciones que tenemos hoy en día para poder observarnos un poco a nosotros mismos y poder conocernos.
  9. Practica ejercicios como: afirmaciones positivas; preguntas tipo ¿Qué pasaría si…? (de forma positiva); cuando logres los pequeños objetivos diarios y semanales celébralos y date una buena recompensa…
  10. Vive el presente. Vivir en el pasado te causará depresión y vivir el futuro te causará ansiedad.

Con este post tenemos el objetivo de poder ayudarte a superar el miedo al cambio con éxito y que así puedas vivir la vida que te mereces plenamente.