Saltar al contenido
Oniriums

Sal de tu zona de confort para descubrir nuevos horizontes

octubre 21, 2022
zona de confort

Dime si no te ha pasado, que compartes con tu pareja, familiar o amigo algo que te perturba como que el trabajo no va bien, tienes problema de pareja o no llegas a fin de mes, y va éste y te dice “normal, es que estás viviendo en tu zona de confort”. Y entonces te quedas “¿cómo? ¿Estoy viviendo un desastre de vida, y eso es confort?”

Por paradójico que suene, sí lo es, y que el ser humano tiene un miedo al cambio tremendo, y prefiere “malo conocido que bueno por conocer”. Si estás leyendo esto es porque hay algo que te incomoda y sientes que quieres cambiar pero no sabes ni qué, ni cómo, ni por qué.

Así que, quédate con nosotros para conocer cuáles son las señales para detectar si realmente te encuentras estancado en un área “confortable” de tu vida, en qué te condiciona y los beneficios que tiene salir de ella.

¿Sabes qué es la zona de confort?

La zona de confort, es un estado mental o psicológico en el que se adopta, inconscientemente, una serie de conductas para evitar el estrés y la ansiedad en el día a día.  Esta serie de actitudes, interfieren en el comportamiento y las acciones de una persona, operando desde los pensamientos, a través del conformismo, el miedo y la dependencia.

Mantenemos un comportamiento rutinario, que permite que el cerebro trabaje con el mismo nivel de rendimiento sin rebasar el umbral de ansiedad y sin tener que asumir riesgos que puedan generar dolor, es como estar viviendo en modo “piloto automático”. 

En esta burbuja personal, sentimos una “falsa seguridad” y comodidad porque tenemos mayor control en lo que ya conocemos y sabemos hacer. A veces, esto sucede en un área de tu vida que está estancada, pero no te has dado cuenta de ello, o incluso, puede ser un zona de confort absoluta.

No te dejes engañar por la expresión zona de “confort”, porque esto significa que estás actuando encerrado en un pequeño círculo limitado que evitará que avances y te superes, cuando en realidad, las posibilidades en el Universo, son infinitas. Dar unos pasos hacia delante significa incertidumbre, imprevistos, riesgo y estrés, sí. Pero recuerda que la recompensa es tu crecimiento personal y espiritual.

¿Cómo determinar si estoy en mi zona de confort?

Zona de confort, es un concepto muy utilizado actualmente en psicología y coaching emocional, para referirse a un estado mental, en el que una persona se siente cómoda por mucho tiempo dentro de sus propios muros.

Este estado, provoca una serie de trastornos o problemas conductuales en aquellos que se acostumbran a vivir de este modo, donde las creencias limitantes son las que rigen tu vida. 

¿Quieres saber si estás decidiendo desde la zona de confort? Estas son las señales que te ayudarán a identificarlo:  

  • Quedarte en un mismo lugar, en el cual sientes que tienes el dominio y control de la situación. Por ejemplo, en un trabajo que no soportas o no te valoran lo suficiente, pero sigues aguantando.
  • Te niegas o sientes miedo ante nuevos aprendizajes, como sacarse el carné de conducir, hacer un curso o empezar un nuevo empleo.
  • Crees que lograste todas tus metas, sueños y proyectos, o directamente, que no eres capaz de conseguirlos. Quizás te gustaría abrir un negocio pero piensas “eso es muy difícil”, “cuesta mucho dinero”, “ser empresario trae muchos quebraderos de cabeza”… ¿Ah sí? ¿Es mejor, quizás, ser mileurista y no llegar a final de mes? ¿Ahí no te estás rompiendo la cabeza en cómo pagar todo sin que te falte?
  • Tus pensamientos son negativos y pesimistas, consideras que nada puede mejorar. Esto es muy habitual cuando mantienes una relación tóxica de pareja, y crees que no hay nadie más en la Tierra que pueda amarte (y eso que somos casi 8 billones de personas en el mundo).
  • No tienes visión de futuro, puedes ilusionarte imaginándote sueños, pero no accionas para lograrlos. Como cuando deseas una grande y hermosa casa, pero no haces nada para ganar más dinero y ahorrar, únicamente te limitas a quejarte por lo que tienes y a gastar.
  • Desaprovechas tus dones y talentos. ¿Te gusta pintar? ¡Pues pinta! ¿Se te da bien adiestrar a tu perro? ¡Fórmate y dedícate a ello! No te estanques en un trabajo cualquiera, cuando ni siquiera te levantas por las mañanas con ganas de ir.
  • No te arriesgas. ¿A qué tienes miedo? ¿Es un miedo real, o es fruto de tu imaginación? Solamente te diré una cosa: cuando se toca fondo, sólo hay una dirección para dirigirse, hacia arriba.
  • Te quejas constantemente de la vida. Este es un claro indicio de que estás vivienda en tu zona de confort. Únicamente te lamentas por todo, porque no ves que existen millones de alternativas y posibilidades esperándote allá fuera.

¿Por qué es importante salir de la zona de confort?

Estar en la zona de confort, no te permite descubrir tus habilidades porque te mantiene en un constante ciclo vicioso en donde no puedes desarrollarte en ninguna faceta. Despojarte de este dejà vu continuo, te ayudará a madurar personal, emocional, familiar, social y espiritualmente.

Asimismo, es importante no adoptar un estilo de vida conformista, apático y desganado, sino ensanchar tus capacidades y superarlas a diario. De esta forma, podrás crecer personalmente, y además, obtendrás resiliencia y fortaleza emocional. dejà vu

¿Es peligrosa o dañina la zona de confort?

Si permaneces en tu zona de confort prolongadamente, es cierto que no te arriesgas, pero tampoco ganas nada. Con el paso del tiempo, no existirá ningún estímulo positivo que te motive y tu autoestima irá mermando por no afrontar nuevos retos.

Otro riesgo que conlleva estar en tu zona personal de seguridad, es que produce un trastorno depresivo, popularmente conocido como depresión. Esto se debe al largo tiempo que la persona pasa en el ciclo conformista, el cual genera apatía, indiferencia hacía la vida, limitación de habilidades, interacciones sociales y más.

Aunado a esto, la depresión causa daños cerebrales y neuronales, afectando el hipocampo del cerebro, el encargado de crear las neuronas del aprendizaje y la memoria. Lo que significa, que la zona de confort limita la capacidad de aprender, la creatividad, el desarrollo y la interacción social.

Además, también se desarrollan otra serie de consecuencias como menguar la confianza de tus habilidades, la pérdida de oportunidades y el gran desperdicio de tiempo. 

Reflexiona: ¿Sientes que tu vida está estancada? ¿Podrías dar más de ti? ¿Crees que estás desaprovechando tu tiempo? Si has respondido sí a todas las preguntas, estás claramente viviendo en tu zona de confort.

Fuerza de voluntad, y su importancia para salir de tu zona de confort

La fuerza de voluntad es la capacidad que se necesita para llevar a cabo algo. Esta habilidad, te ayuda a afrontar los problemas de la vida, permitiéndote dar lo mejor de ti. Este impulso humano llamado fuerza de voluntad, es totalmente necesario para salir de la comodidad que te tiene atrapado.

Fuerza de voluntad, y su importancia para salir de tu zona de confort
Fuerza de voluntad, y su importancia para salir de tu zona de confort

Ya puedes tener la ayuda de muchas personas, escuchar mensajes motivacionales o disponer de las mejores herramientas, que si no pones fuerza de voluntad, siempre estarás preso en una misma rutina viviendo en la rueda de la rata.

Para activar la fuerza de voluntad y salir de la zona de confort, sigue estos consejos:

  • Define tus objetivos y enfócate en aquello que quieres lograr, ¡a por ello!
  • Cambia tu entorno, arregla tu cuarto, tu oficina, conoce nuevas personas, habita nuevos locales o lugares, introduce nuevos hábitos…No cuestiones, sólo siente y experimenta
  • Ámate, valórate y trátate diferente, aumenta tu autoestima porque te lo mereces
  • Diseña y prepara un plan por escrito, describe todo lo que quieres hacer o alcanzar para luego tomar acción paso a paso.

Razones y beneficios que obtendrás al salir de la zona de confort

¿Qué pasa al salir de la zona de confort? Son muchos los motivos por los que deberías despertar y salir de ese bucle que te persigue y te retiene. Estos son algunos de los muchos beneficios garantizados, que obtienes:

  • Fortaleza y madurez emocional
  • Crecimiento personal y espiritual
  • Resiliencia
  • Incremento intelectual
  • Mejor preparación para afrontar y resolver cualquier imprevisto
  • Desarrollo de las capacidades cognitivas
  • Creatividad fluida
  • Mayor capacidad de aprendizaje y atención
  • Salud mental
  • Mejor comunicación e interacción social
  • Confianza en ti mismo
  • Menos probabilidades de padecer de ansiedad y depresión 

Salir de la zona de confort tampoco tiene que volverse una obsesión. Como sucede con todo, estar en los extremos, o polaridades, sólo te mantendrá en una postura radicalizada e inflexible. 

Lo ideal es lograr el equilibrio entre ambos, es decir, salir de tu burbuja para poder expandirte, y recurrir a ella para estar a salvo y controlar la ansiedad que provocan los nuevos desafíos. Esto hará que no te precipites al vacío y caigas en la zona de pánico o peligro, donde el proceso de aprendizaje se revierte causando el efecto contrario del deseado.

Consejos ¿Cómo salir de la zona de confort?

¡Sal de tu zona de confort y sorpréndete de todo el potencial que estás desperdiciando! El mundo se está perdiendo mucho de ti cada vez que decides esconderte en tu cueva personal. 

Así que, toma nota de los siguientes puntos claves que te ayudarán a superar cada obstáculo que se presente, ¡hazte imparable!

  • No te preocupes de reventar la burbuja, las desventajas de salir de la zona de confort no existen
  • Comienza a visionar tu vida, dónde te quieres ver de aquí a unos años y desapégate de los resultados
  • Proponte metas realistas que puedas cumplir en el tiempo estipulado para adaptar a tu mente a que todo es posible. No comiences queriendo volverte rico en 1 mes.
  • Crea hábitos distintos, las nuevas experiencias te enriquecerán y reforzarán que puedes con cualquier imprevisto
  • Trátate con amabilidad, invierte y dedícate tiempo a ti mismo. ¿Por qué te pasas el día complaciendo a los demás, y te olvidas de ti?
  • Rodéate de personas que te dimensionen. No pretendas volar como un águila si te mantienes rodeado de pavos.
  • Aprende algo nuevo todos los días, vivir en la ignorancia no te da la felicidad ni aporta nada a tu bienestar
  • Capacítate e invierte en tus dones y talentos, siente la magia de vivir haciendo lo que verdaderamente te gusta.

No te imagines saliendo de la zona de confort, ¡hazlo! Levántate y toma acción en todo lo que has aprendido en este post. Una idea es sólo un pensamiento imaginario, no es real si no haces nada por materializarla. ¡Siente, vive, experimenta, fracasa, aprende…supérate!