comer verduras

Estrategias para comer verduras y Beneficios

Seguramente habrás escuchado miles de veces que comer verduras es muy beneficioso para tu cuerpo y para tu salud, aun así, sigues poniéndote escusas para no añadirlas a tus platos cotidianos. Con este artículo, pretendemos darte varios argumentos coherentes y ciertos, para que crees el hábito de disfrutar a diario de una buena comida acompañada de hortalizas.

No queremos que creas todo lo que te vamos a decir en este post, compruébalo por ti mismo, para empezar plantéate la siguiente pregunta ¿Qué ocurriría o cómo cambiaría mi cuerpo si consumiera verduras a diario?

Te reto a que lo compruebes, pero no durante dos días, una semana, un mes o un año, haz que sea un nuevo estilo de vida para ti. Si estás aquí, es porque quieres un cambio en tu alimentación,

Para que empieces el reto con fuerza y motivado, en primer lugar, te contaremos todos los ventajas que nos aportan las verduras al hacer de ellas nuestro mantra.

comer verduras

Beneficios de comer verduras para nuestro bienestar

Las ventajas de comer vegetales son múltiples para nuestra salud. Veamos como mejoraría nuestro cuerpo si las consumimos constantemente:

1. Lucha contra la inflamación

Las verduras son consideradas como alimentos óptimos para prevenir y luchar contra la inflamación. Esta es una forma que tiene el cuerpo de reaccionar ante algún virus, bacterias… por lo que es un bien para nosotros pero cuando pasa a ser demasiado se convierte en un problema.

2. Mejora la presión arterial

Muchas personas poseen la presión arterial elevada sobre todo las personas de edad avanzada. Sabemos que reducir o eliminar la sal de nuestra dieta ayudará a reducir los daños. Pero comer más alimentos ricos en potasio puede ayudar a reducir el daño de una dieta alta en sodio. Las verduras, como la remolacha y las espinacas, aportan potasio (entre otros nutrientes) y la fibra de las verduras también ayuda al corazón.

3. Prevención de cáncer

Los fotoquímicos son componentes generados por los vegetales, por lo que se encuentran en las verduras. Estas sustancias ayudan a combatir y a prevenir el cáncer. Hay estudios científicos que revelan que comer frutas y verduras a diario disminuye hasta más del 30% la aparición de cáncer.

4. Intestino sano

Las verduras son abundantes en fibras, de modo que al incorporar verduras en tu alimentación tu digestión mejorará considerablemente, además, al defecar te ayudará a deshacerte de toxinas y residuos. Tus problemas gástricos serán historia.

Comer verdura con frecuencia fomenta la creación de bacterias buenas en el intestino, así que, no sólo conseguirás un intestino sano sino que también lograrás un estado de ánimo tranquilo, relajado y agradable; hay análisis que demuestra que nuestro intestino tiene una conexión con nuestro estado de ánimo.

5. Más años de vida

Sí, así es, comer vegetales continuamente favorece la longevidad del ser humano. Se realizó un estudio científico en Inglaterra donde participaron millones de personas. Y descubrieron las verduras previenen enfermedades cardíacas, ictus y muertes prematuras.

Esto nos revela que lograríamos frenar una gran cantidad de muertes prematuras si nos concienciamos y añadimos más piezas de verduras en nuestro plato.

jcomer verdura te mantiene joven

6. Piel joven

El ser humano siempre ha estado obsesionado con la juventud eterna. Las hortalizas son ideales para tu piel ya que contienen nutrientes que favorecerán la hidratación de la piel y además previenen los daños en las células.

Los tomates, aunque estríctmente son una fruta, por su uso es considerado como una verdura. Son ricos en licopeno, que son ideales para la piel ante quemaduras solares. Obviamente, si vamos a la playa es aconsejable utilizar crema protectora solar. También encontramos otros tipos de vegetales que pueden ayudar a conservar la piel más elástica.

7. Peso ideal

Las verduras te ayudan a mantener un peso ideal, ya que son ricos en fibras y contienen muy pocas calorías vacías, lo que hará que te sientas saciado. Por lo que no tendrás ganas de comer entre las comidas principales alimentos ultraprocesados llenos de calorías que apenas te sacia el hambre.

8. Cerebro lleno de vida

Si quieres que tu cerebro funcione siempre al 100%, comer verduras es una buena forma de hacerlo. Las verduras de hoja verde son ideales para disminuir el riesgo de enfermedad de Alzheimer y demencia. Además, contienen Acido Fólico, un nutriente perfecto par tu cerebro y en los tres meses de embarazo para que el bebé no tenga futuros problemas en el tubo neuronal.

cerebro lleno de vida

9. Salud inmunológica de Hierro

No es ningún secreto que lo que comes afecta tu sistema inmunológico. La vitamina C es un nutriente clave que se encuentra en muchas verduras y favorece la salud del sistema inmunológico (la gente siempre se sorprende al saber que el brócoli y los pimientos morrones tienen más vitamina C que una naranja). Comer una dieta bien balanceada con una variedad de alimentos, también es importante para tu sistema inmunológico, así que incluye muchas verduras diferentes, así como frutas, granos integrales, grasas saludables y fuentes de proteínas.

¿Qué puedo hacer para comer más verduras?

Si después de ver todos los beneficios que aporta la verdura, todavía te sigue costando consumirlas, a continuación te daremos una serie de recomendaciones para que logres tu objetivo fácilmente.

1-Ten en casa verduras fáciles de preparar 

Lechuga, canónigos, zanahoria, pepino… son verduras son muy buena opción, ya que su preparación no tiene tanto misterio. De esta manera, cuando tengas hambre entre horas no recurrirás a alimentos poco insanos como las patatitas fritas* de bolsa, galletas, bollerías etc. que además te hacen ganar peso y desarrollar enfermedades cardiovasculares.

2-Caldo y puré de verduras

Es una muy buena estrategia que puedes aplicar para así consumir más verduras. Además, es ideal en cualquier época del año, si en verano no te apetece sopa caliente, puedes hacer puré.

La crema de calabaza, por ejemplo, además de sana y sabrosa, es una receta de verdura muy fácil de hacer.

Solamente necesitarás cocer una calabaza troceada, con una cebolla, calabacín y patata. Una vez cocidas, lo chafamos todo ¡y listo! ya podemos disfrutar de una gran comida.

3-Bocadillos vegetales

Los bocadillos son alimentos muy sencillos de elaborar y son geniales para llevar al cole, al trabajo, a la playa… Así que, si eres fan de los bocadillos y quieres empezar a comer más verduras, añádele lechuga, pepinillos, cebolla, pimiento verde o rojo, rúcula etc.

comer verdura

4-Salsas de verduras

Las salsas son ideales para acompañar cualquier tipo de platos, porque le da textura y sabor a la comida. Por ejemplo, si te gusta los espaguetis, en lugar de echarle nata puedes sustituirla por salsa de coliflor o de champiñones, que aunque estos últimos no son verduras, se trata de una buena opción.

La salsa de setas variadas y champiñones es muy simples de elaborar:

En una sartén añades aceite, luego echas las setas, los champiñones y sal al gusto (si no tienes la presión alta), una vez listos añádelos en un recipiente con leche y lo bates hasta que esté uniforme. ¡Así de fácil!

5-Pasta con verduras 

Otra idea brillante es la pasta con verduras: lasaña de verdura, canelones de espinacas, raviolis de calabaza…

El inconveniente, por así decirlo, es que se trata de una comida laboriosa de preparar pero puedes decir a tus hijos que te ayuden, así se divierten y lo más probable es que coman con muchas ganas e entusiasmo.

lasaña de espinaca

6- Cuida lo que comes fuera de casa

Si eres de esas personas que constantemente están comiendo fuera de casa, te recomendamos que le pidas a la persona que te sirva que añada a tu plato verduras, o si te pides un menú, que el primer plato sea una buena ensalada, por ejemplo.

En la mayoría de restaurantes ponen de acompañamiento patatas fritas, pero puedes pedir que lo sustituya por algo de hortalizas y vegetales.

7-Tortillas de Verduras

La tortilla es una de esas comida las cuales podemos combinarla con una infinidad de alimentos,  y qué mejor que hacer totillas de verduras y hortalizas.

Tortilla de espinaca, calabacín, cebolla, berenjena, champiñones, setas… Conseguiremos una comida muy rica nutricionalmente, combinando el huevo con la verdura.

Conclusión

Nuestro objetivo con este post, es ayudarte a incorporar fácilmente la verdura a tu alimentación cotidiana debido a su alto contenido nutricional, lo saludables y lo ventajosas que pueden llegar a ser para la salud.

Actualmente, existen diversas enfermedades que desembocan en la muerte del individuo debido a una mala alimentación, como es el caso de la obesidad, enfermedades del corazón, diabetes tipo 2…. Si con todo esto todavía no lo tienes claro, hazlo por tus hijos y predica con el ejemplo: tú eres su modelo a seguir.